El cuidado de nuestros dientes «La higiene bucal»

Hábitos que debemos hacer ir adquiriendo a nuestros hijos, es limpiarse los dientes por lo menos dos  veces al día. 

Una rutina que deben ir tomando tanto los niños como los adultos para dar ese ejemplo, sobre todo siempre en los dos momentos claves del día, uno después del desayuno y el otro antes de irse a dormir. Siempre en los niños bajo la supervisión de un adulto.

Cepillado habitual es una de las cosas mas importantes, para hacer fuertes a los dientes, además de proteger de la placa que causa las caries y quita las manchas, también protege contra la enfermedad de las encías y refresca el aliento. Son todo las ventajas que quizás en corto plazo no solemos notar, pero si a lo largo de nuestra vida, para prevenir esas caries y otro problemas generados por la mala salud bucodental.

Los pasos para realizar un correcto cepillado:

  • Elije un cepillo de dientes adecuado para el tamaño y la forma de tu boca. Utiliza un cepillo de cerdas suaves y cambialo cada tres o cuatro meses o cuando las cerdas comienzan a desgastarse.
  • Moja el cepillo de dientes con agua y aplica un poco de pasta de dientes con fluor, El flúor fortalece los dientes y ayuda a prevenir la caries dentales.
  • Inserta el cepillo de dientes en la boca y mantelo en un ángulo de 45 grados contra las encías.
  • Mueve el cepillo hacia atrás y adelante en movimientos cortos, asegurándote que el cepillo recorra de la línea de la encía a la superficie de masticación de cada diente. Presiona firmemente el cepillo contra los dientes, pero evita el raspado, ya que esto puede dañar los dientes o las encías.
  • Utiliza el movimiento descrito en el paso anterior para cepillar las superficies externas, internas y de masticación de los dientes.
  • Usa un movimiento suave con visión de barrido para cepillar la lengua, las mejillas interiores y el techo de la boca. Las bacterias pueden acumularse en estas superficies, causando el mal aliento.
  • Cepilla los dientes en movimientos circulares suaves. Hazlo diente por diente.
  • Continúa cepillando durante dos minutos completos. Repite el cepillado dos veces al día o según lo recomendado por tu dentista.
  • Usa el hilo dental para limpiar el espacio que hay entre los dientes.
  • Enjuaga la boca con agua o un enjuague bucal antimicrobiano, si lo deseas. Enjuaga el cepillo de dientes con agua y deja secar al aire.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Más información
Privacidad